Comunicados‎ > ‎

Once nuevos integrantes al Recinto de Inmortales del Béisbol Aficionado

posted Feb 22, 2015, 10:15 AM by Hector Rosa   [ updated Feb 22, 2015, 10:17 AM ]

Nueve jugadores, un narrador y un propulsor de las categorías menores fueron exaltados en la 27ma edición del Recinto de Inmortales del Béisbol Aficionado de Puerto Rico, hoy domingo, ante un nutrido grupo de deportistas que se dieron cita en el Centro de Convenciones de Guayama. 

Los jugadores exaltados fueron los lanzadores Emeterio “El Látigo” Isaac y Juan Carlos Burgos; los guardabosques José “Cheo” Benítez y José “Cheo” Cruz Rodríguez; el fuerte bateador Juan Carlos Montero, así como los  jugadores del cuadro Carlos Texidor, Pedro Nazario, Juanito Rodríguez y José Vicente Delgado. Además, exaltaron al narrador Héctor Rafael Vázquez y el propulsor es Willie Ronda, ambos fallecidos. 

“El Látigo” Isaac, lanzador derecho, fue miembro del equipo de Puerto Rico que obtuvo medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos de 1962 en Jamaica. Diez años más tarde fue el Lanzador del Año de la Doble A. Juan Carlos Burgos, quien en sus comienzos fue lanzador iniciador, es uno de los mejores relevistas que ha tenido el béisbol aficionado. Terminó su carrera con 50 victorias, 25 derrotas y 21 salvamentos con los equipos de Cayey y Barranquitas.

Cheo Benítez, de Gurabo, es el único jugador en la historia que ha obtenido Guantes de Oro en cada una de las tres posiciones de los bosques. Formó parte del equipo puertorriqueño en Nicaragua y Panamá e integró el equipo de Juncos que ganó tres campeonatos sucesivos (1989, 90 y 91). Terminó su carrera con más de 500 hits. El cagüeño Cruz Rodríguez tuvo promedio de vida de .296 y ayudó a Guayama a ganar el campeonato nacional en 1987. En seis temporadas distintas bateó sobre los 300 puntos.  

Montero, quien fue miembro del equipo nacional, actuó como receptor, bateador designado, así como primera y tercera base, donde se ganó el Guante de Oro. Es uno de los 49 jugadores que han conectado 600 o más hits (655) y en 15 temporadas distintas bateó sobre el promedio de .300. Tuvo promedio global de .318. Ayudó a Comerío a  coronarse campeón de Puerto Rico en 2003. 

Texidor brilló como intermedista de los Brujos de Guayama, conjunto al que ayudó a coronarse campeón en 1987. Tuvo seis temporadas sobre los 300 puntos y promedio de vida de .296. Se distinguió por su defensiva, espíritu colectivo e inteligencia en el terreno. Fue Guante de Oro en 1996. Pedro Nazario, quien fue guardabosque en sus inicios y luego uno de los mejores defensores de la antesala, obtuvo el Guante de Oro en 1993, tuvo promedio por vida de .307, conectó 520 hits y bateó sobre los .300 en 13 ocasiones, incluyendo dos veces más de .400. 

El cidreño Juanito Rodríguez, quien jugó antes de que se instituyeran los Guantes de Oro, ha sido uno de los mejores defensores de la tercera base. Además, bateó seis veces sobre .300 y ayudó a los Bravos a coronarse campeones en 1977. Luego, como coach de Cidra participó en cuatro campeonatos nacionales y otros dos como dirigente. José Vicente Delgado conectó 526 hits en su carrera de 26 años con Patillas, Yabucoa y Maunabo. Tiene el Guante de Oro como tercera base en 1995. Dirigió a Patillas, siendo seleccionado Dirigente del Año en 2008, y a Maunabo, su pueblo. Como jugador de los Jueyeros ganó el título de la COLICEBA en 2001. 

Willie Ronda fue dirigente campeón en Ligas Infantiles y Juveniles en más de 20 ocasiones, incluyendo cuatro títulos mundiales, mientras que Héctor Rafael Vázquez es considerado el mejor narrador de béisbol del país en los pasados 50 años. Se inició como narrador con los Toritos de Cayey en 1958 y actuó en ese rol con más de una docena de equipos en el béisbol aficionado. 

Eduardo E. Cintrón Suarez, alcalde de Guayama, fue el anfitrión de esta actividad. El deportista Enrique “Nayib” Sued fungió como Presidente de Honor. 

Comments